Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en 2014 y defensora internacional del derecho de las niñas y jóvenes en tener educación recibió hoy la Ciudadana Honoraria de Canadá de manos del primer ministro Justin Trudeau.
En una ceremonia en la biblioteca parlamentaria y en presencia de líderes legislativos, la activista pakistaní se convirtió en la mujer más joven en recibir este galardón, que sólo se ha entregado a cinco distinguidas personalidades: Raoul Wallenberg, Nelson Mandela, Dalai Lama, Aung San Suu Kyi y Aga Khan.

Vestida con mascada y pantalón naranja, así como vestido verde la joven de 19 años caminó junto a Trudeau por los pasillos del Parlamento Federal, el mismo que fue atacado por un yihadista el 22 de octubre de 2014, el mismo día que Malala recibiría esta condecoración.

Malala debió haber recibido esta Ciudadanía Honoraria hace dos años y medio, pero se canceló por el ataque terrorista que sucedió en el Parlamento Federal, donde resultó un soldado muerto por un extremista que fue abatido dentro del recinto legislativo. Al reconocerla como ciudadana honoraria de Canadá el primer ministro Trudeau destacó su fortaleza y bravura contra la opresión. “Tu historia es inspiración para todos nosotros”.

Al recibir la ciudadanía, Malala dijo: “la acepto como orgullosa ciudadana paquistaní”.

La joven que a los 15 años recibió un disparo en la cabeza por parte de un soldado talibán mientras regresaba de la escuela a su casa aplaudió el liderazgo de Canadá a favor de los derechos de las mujeres.

“Eso inspira a otros países y ojalá juntos podamos hacer que más niñas tengan acceso a la educación”.

Acompañada de sus padres, Malala, quien sobrevivió al ataque y se convirtió en defensora internacional del derecho de las niñas y jóvenes en recibir educación escuchó el Himno Nacional Canadiense en voz del Coro Juvenil de Canadá. (FE)

Publicar un comentario

loading...
Con la tecnología de Blogger.