¿Conoce usted la velocidad recomendada para transitar en avenidas, elevados y túneles del Gran Santo Domingo? Es probable que en muchas ocasiones haya excedido sus límites. Por esa razón, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones está probando unos novedosos radares que funcionan con energía solar para medir la velocidad de los vehículos que transitan en “puntos críticos” de la ciudad. Hasta el momento se han instalado dos.

Estos medidores de velocidad fueron colocados en la avenida John. F. Kennedy próximo al elevado de la Fernando Arturo Defilló y en la avenida Anacaona, frente a la torre que lleva este mismo nombre. AG Señalizaciones es la compañía que fabrica, comercializa e instala este tipo de dispositivos electrónicos.

elCaribe visitó la oficina en República Dominicana y habló con el gerente general en el país, Kelvin Plata.

Explicó que el objetivo de estos radares es concienciar al conductor para que respete las señales de tráfico.

Para el ingeniero es necesaria la instalación de estos dispositivos sobre todo cuando la República Dominicana se encuentra entre los países de la región con más muertes por accidentes de tránsito.

“Dicen 60 kilómetros por hora y los conductores andan a 80 y 100 en el casco urbano lo que podría ocasionar los choques”, agregó.

Esta compañía acordó con Obras Públicas colocar de manera gratuita y a modo de prueba cinco de estos dispositivos electrónicos en puntos específicos donde se registran un mayor porcentaje de accidentes. 

Ante la pregunta de que si estos radares podrían ser una herramienta de apoyo para la fiscalización en el tránsito, dijo que con estos dispositivos ya no es necesario colocar agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte con un radar en manos exponiendo su seguridad. Indicó que es de interés de la compañía proponer al Estado utilizar radares que captan en una fotografía los vehículos que transitan en exceso de velocidad.

Sobre las ventajas de estos radares que funcionan con paneles solares, citó el efecto positivo en el ambiente que genera utilizar energía limpia. 

Los días lluviosos no afectarán su funcionamiento ya que pueden almacenar energía para durar hasta cinco días operando sin dificultad.

¿Cómo funcionan estos medidores de velocidad? 

Estos dispositivos tienen un lector en el centro que lee de 50 a 100 metros de distancia la velocidad que vienen los vehículos antes de pasar por el lugar donde fue colocado. Brinda al conductor la oportunidad de bajar la velocidad antes de llegar al punto crítico. Los radares especifican la velocidad máxima que se puede transitar en determinadas avenidas. Abajo de la pantalla, hay un corto mensaje para hacer conciencia que reza “- velocidad + vida”. Diana Rodríguez

Publicar un comentario

loading...
Con la tecnología de Blogger.