SANTO DOMINGO. En los últimos doce meses la deuda de las distribuidoras eléctricas con las generadoras subió 17.2%, tras situarse en US$141.49 millones en marzo de este año, último dato disponible.

De acuerdo con los datos de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), en marzo del año pasado los compromisos de las distribuidoras por la compra de energía a las generadoras se ubicaba en US$120.74 millones.

No obstante el aumento del monto, el mismo se mantiene en niveles que las autoridades del sector consideran manejables.

En las cuentas de las eléctricas estatales pesa, sobre todo, las deudas que los ayuntamientos mantienen con ellas, que para marzo estaba por el orden de los US$160.67 millones y representó un ascenso de 5.35% con respecto al monto registrado un año antes.

Entre las distribuidoras y los ayuntamientos han habido varios intentos por conciliar esos compromisos, sin que hasta ahora se logre un acuerdo. La relación entre los municipios y las eléctricas ha estado dentro de la discusión del Pacto Eléctrico, que parte de una propuesta del gobierno dominicano de aplicar reglas claras de responsabilidad sobre las cuentas y sobre el servicio de electricidad, tanto el prestado en las sedes de los ayuntamientos, como del alumbrado público.

El otro lastre que arrastran las distribuidoras, aunque ya en menor medida, es el derivado de las deudas que mantiene el gobierno por concepto de subsidios sociales. La deuda por bonoluz, de acuerdo a los datos de la CDEEE, cerró en marzo pasado en US$32.6 millones. En el transcurso del último año el monto se redujo en 3.7%, comparado con los US$33.93 millones que adeudaba el Estado dominicano a las empresas distribuidoras estatales de energía eléctrica en marzo del año pasado.

Pérdidas eléctricas
En el primer trimestre del año las compras de energía se situaron en 3,075.9 GWh, pero sólo se facturaron 2,144.1 GWh, lo que significó que las pérdidas sumaron 931.8 GWh entre enero y marzo de este año.

Esto representó 30.3% en promedio de las adquisiciones eléctricas en ese periodo, una reducción interanual apenas superior a un punto porcentual.

En el primer trimestre de 2016 las pérdidas de energía promediaron 31.4%.

La meta del gobierno es bajar a 20.3% la pérdida de la energía comprada para el año 2020, lo que significaría una reducción de 10 puntos porcentuales en tres años.

La distribuidora eléctrica que registra el mayor nivel de pérdida es EdeEste, cuyo desperdicio energético representó 38.7% de lo comprado al cierre del primer trimestre.

Le siguió EdeSur con pérdidas de energía de 26.2% de lo adquirido entre enero y marzo, mientras que EdeNorte registró una tasa promedio de 25.7% durante ese lapso.

Publicar un comentario

loading...
Con la tecnología de Blogger.