Entre lágrimas de dolor familiares lloraban este domingo la pérdida de una estadounidense de ascendencia dominicana, que fue encontrada muerta en el baño de su apartamento en Villa Faro, en Santo Domingo Este.

Marisol Martínez, de 34 años, vivía desde hace cuatro meses en el barrio Ralma de ese sector con su esposo, Manuel Lachapelle Rodríguez, de 45, principal sospechoso del hecho y de quien desde hace varios días desconoce su paradero, según la Policía.

La joven que se desempeñaba desde hace años como representante de Call Center, en EEUU, fue encontrada con signos de asfixia y golpes, por el pastor de la iglesia evangélica a la que asistía. 

Los vecinos manifestaron su consternación por el hecho pues, según cuentan, la pareja era un ejemplo en esa parte de la zona oriental.

“El jueves en la noche se escucharon ruidos extraños y golpes muy fuertes en el apartamento de ellos. Pero no quisimos investigar porque se detuvieron al rato. Al otro día lamentablemente nos dimos cuenta del caso. Fue muy penoso para todos nosotros”, narró Altagracia Peña, vecina de la víctima. 

“Aunque era una pareja que veíamos poco, cada vez que se cruzaban con nosotros nos saludaban de una manera muy amable. Hace unas semanas se les había escuchado discutir. Nos preocupó, pero calmó hace unos días. Nunca pensamos que algo así iba a suceder, sobre todo porque era un matrimonio joven y aparentemente estable”, añadió Peña.   

La madre de la joven vino al país tras saber lo sucedido, y no quiso ofrecer declaraciones a la prensa. 

Entre tanto, el padrino de la víctima, Amado Roque, definición a Martínez como un “diamante sin pulir, que le tocó una pareja que no la merecía”. Lamentó el incidente, y dijo que espera que se haga justicia.  Vía: Marcos Rodríguez/EC

Publicar un comentario

loading...
Con la tecnología de Blogger.