Luego de 15 horas finalizó la audiencia de conocimiento de medidas de coerción contra 13 de los 14 imputados por sobornos de parte de la empresa brasileña Odebrecht por un monto de 92 millones de dólares, según el expediente acusatorio presentado por el Ministerio Público.Dada la complejidad del caso y al agotamiento de las partes, el juez especial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Francisco Ortega Polanco, fijó para hoy a las 4:00 de la tarde la lectura de la sentencia, junto con una serie de incidentes presentados por los abogados de la defensa que fueron acumulados por el tribunal.

Tal como lo había anunciado al comienzo de la audiencia, Ortega Polanco permitió a los 13 acusados expresar sus inquietudes sobre el proceso. Uno a uno fueron desfilando por el pódium alegando su inocencia. El primero en hacerlo fue el senador por Santiago, Julio César Valentín, quien garantizó que estará presente en todas las audiencias, tras reiterar su deseo de que el caso se esclarezca. 

De su lado, Ángel Rondón se refirió a sus inicios como empresario y narró que ingresó a Odebrecht luego de una llamado que le hiciera el embajador de Brasil en ese entonces. Dijo que la gente cree que fue el presidente Luiz Inácio da Silva quien trajo la constructora Odebrecht al país, pero fue el expresidente Fernando Enrique Cardoso, quien mostró interés para que la empresa se establezca en el país. 

En tanto que el ministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, dijo que siempre ha sido considerado como un tecnócrata por decir la verdad. Señaló que “decir la verdad” le ha traído muchos problemas incluso dentro de su partido donde, según afirma decir la verdad es un delito. También expresó que espera que la justicia lo limpie del “lodazal” en que el Ministerio Público ha querido meterlo. ©EC

Publicar un comentario

loading...
Con la tecnología de Blogger.